Somos Asec | ¿Dónde está el Estado en materia de Emprendimiento e Innovación?
740
post-template-default,single,single-post,postid-740,single-format-quote,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-5.5.5,vc_responsive

— ¿Dónde está el Estado en materia de Emprendimiento e Innovación?

Es desconsolador ver la falta de estrategia y determinación por parte del Estado Colombiano frente a los temas de Emprendimiento e Innovación, más allá de los recortes sostenidos a los ya ridículos presupuestos que se destinan a estos rubros, no sé percibe un sentido de propósito, un entendimiento práctico de estos temas y un objetivo claro como nación en lo que, inequívocamente, debería ser una prioridad para Colombia. A pesar de un esfuerzo y preocupación genuina por parte los funcionarios, uno los ve solos, sin respaldo; teniendo que jugar con la concebida dinámica pública de cuánto ejecuto, cuánto eventos hizo y cuantos asistentes llegaron.

De lo más triste, es que cuando se comienzan esfuerzos conjuntos de articulación como la iniciativa – SUMA de esfuerzos por el Emprendimiento -, estas conversaciones se concentran en la minucia de programas limitados en su alcance y no en las condiciones para emprender en Colombia. Por ejemplo, el Fondo Emprender o Innpulsa, dos de los programas insignias de Colombia no han llegado a beneficiar a más de 4.000 empresas conjuntamente es sus 14 y 3 años respectivamente; seguir conversando a este nivel, y pensar que esas conversaciones desatarán el potencial del emprendimiento e innovación, es francamente insolente.

Tener una conversación sobre programas e instrumentos limitados y no sobre las condiciones para emprender limita tremendamente el impacto de estos esfuerzos y terminan siendo las conversaciones fáciles las que dominan la conversación e impiden avanzar es aspectos más relevantes para los emprendedores, por ejemplo, i) la alta tasa impositiva para las empresas (que llega a más del 67% según mediciones internacionales), ii) los 120 días que deben esperar las micro, pequeñas y medianas empresas para que les paguen las grandes corporaciones, o iii) las difíciles condiciones de financiación que hacen que los emprendedores estén haciendo maromas permanentemente para subsistir.

Es momento de asumir el nivel de la conversación y avanzar sobre estas condiciones macro, no sobre las nuevos requerimientos para aplicar el Fondo Emprender, las horas de mentoría del nuevo programa para 300 emprendedores de una Cámara de Comercio o las fechas y formatos de la próxima feria de Emprendedores.

En Colombia existen 2.500.000 empresas, solo 35% de las que se crean lo hacen como sociedades y solo el 10% aguantan más de 5 años (Solo por citar algunos datos). Es determinante, en esos espacios de política pública, comenzar a discutir sobre acciones que afecten a unos cuentos “beneficiaros” al año.

No Comments

Post A Comment